IMPLANTES (ACIDO HIALURONICO - BOTOX - XEOMIN)

Muchos pacientes nos consultan para mejorar su aspecto mediante el relleno facial, dado que se trata de una técnica sencilla en profesionales altamente entrenados.

Con el paso del años el rostro va perdiendo lozanía y comienzan a aparecer arrugas, que se producen por la disminución  de los tejidos de relleno naturales de la cara, como así también, por el descenso de los mismos apareciendo surcos en frente, entrecejo, suborbitario, nasogeniano, líneas de marioneta (que parten de las comisuras de la boca y caen verticalmente hacia el borde inferior del mentón y que dan un aspecto triste a la región peribucal), como también, el descenso de las comisuras labiales.

Hay una amplia variedad de rellenos ó fillers, en el mercado. Entre los rellenos faciales reabsorbibles más seguros, se encuentra el ácido hialurónico. Este ácido es un polisacárido que está presente en el tejido conectivo humano, incluida la piel, y que su estructura química es común a todas las especies.

El implante se integra dentro de los tejidos de una forma natural, proporcionando una adecuada hidratación de la piel y elevación de la arruga.

Permite rellenar arrugas de frente, párpados, surcos nasogenéanos, periorales, aumento de pómulos, aumento de labios, cicatrices, en rostro u otro lugar de cuerpo.

 

El relleno facial permite corregir los signos de envejecimiento, como también realzar determinadas zonas como por ejemplo, labios.

Indicado para pieles finas y deshidratadas y para prevenir el envejecimiento cutáneo de la cara.

Ideal para el tratamiento de líneas de expresión, en esta aplicación se combina con toxina botulínica( BOTOX, XEOMIN)

 

Se trata de una técnica mínimamente invasiva, que permite al paciente reincorporarse a la vida social y laboral en forma inmediata. Puede presentarse un discreto edema en él área de tratamiento que dura pocas horas.